Emprendedores/as piden flexibilizar medidas para iniciar reactivación y evitar cierre
Redacción, Diario El Divisadero - 29-10-2020

Coyhaique-. Los devastadores efectos de la pandemia no solo se circunscriben a lo sanitario, porque en los ámbitos laboral y económico también han sido demoledores.

En Coyhaique y la región hay varios sectores invisibilizados y simplemente no han sido considerados al momento de definirse acciones y planes de ayuda estatal por parte de las autoridades.

Es por ello que un grupo de emprendedoras y emprendedores de diversos rubros y ubicados en el zona comercial céntrica de Coyhaique, nos entregó su testimonio sobre esta adversa realidad y así, además de dar a conocer su compleja situación, detallar propuestas que desde su punto de vista, podrían considerarse para poder atender las demandas de quienes no están recibiendo ayuda de ningún tipo, pero tienen la convicción de poder seguir trabajando respetando protocolos sanitarios acordes a sus respectivos rubros y a la cuarentena que rige en Coyhaique.

“Nuestra realidad está dada por el hecho que nos encontramos en una situación intermedia, dado que la gran mayoría de nosotros/as no califica para los beneficios estatales, por cuanto, no pertenecemos a la clase más desprotegida del país, como asimismo, tampoco calificamos para los beneficios de la clase media, esto conlleva el no tener cómo afrontar los gastos que nos genera el arriendo de los locales comerciales y los costos asociados a ello, esto sin considerar el cómo cubrir las necesidades de nuestros hogares, considerando que muchos de ellos dependen también de los ingresos que generan nuestros negocios”, señalan.

Consultados si creen que existen posibilidades reales de flexibilizar las restricciones y permitir que ellos/as también puedan trabajar y revertir el mal momento por el que atraviesan y qué propuestas tienen, señalaron que “considerando que hasta antes de la cuarentena habíamos implementado todas las medidas sanitarias que exige la autoridad y funcionábamos con normalidad, creemos que es el momento que se nos permita volver a nuestras actividades habituales, en consideración que gran parte del comercio está funcionando con normalidad, una parte con la autorización de la actividad y otros sin ella o haciendo uso de artificios para su funcionamiento, además de otro número no menor que lo hace de manera clandestina”.

En la conversación con diario El Divisadero, estos emprendedores/as reconocen que se sienten discriminados/as por las medidas de esta cuarentena y un tanto olvidados/as por las autoridades.

“Nos sentimos discriminados absolutamente, por cuanto según la normativa para estos fines, estipula que sólo funcionarán aquellos locales que abastecen de artículos de primera necesidad, lo cual dista mucho de la realidad que vemos en nuestra ciudad, quedándonos con la sensación que nos dejaron una vez más al margen y en una situación de total abandono, como ejemplo hay locales comerciales que integran a sus vitrinas productos de primera necesidad o los denominados esenciales, y automáticamente quedan habilitados para funcionar, en síntesis creemos es complejo definir qué es de primera necesidad, cuando para nosotros la primera necesidad es poder trabajar y así poder generar los recursos para mantener nuestros hogares, pagar nuestros arriendos, a nuestros colaboradores, pero sobrevivir como cualquier familia. Qué sacamos con tener los supermercados abiertos, si no tenemos dinero para efectuar compras, esa es la gran interrogante y la gran dicotomía de estas medidas muy adversas y castigadoras para algunos, y favorables para otros”.

Proponen por ejemplo, que los dejen funcionara de lunes a viernes con horarios y protocolos acordes a la realidad de una ciudad en cuarentena, pero que no les prohíba ganarse el sustento. En tal sentido, están absolutamente disponibles para dialogar estos temas con las autoridades correspondientes, sumar ideas y consensuar mecanismos de atención que les permitan funcionar de manera controlada y cumpliendo todos los requisitos que demanda el hacerlo en cuarentena.

Finalmente este grupo de emprendedores/as cerró la conversación con nuestro medio haciendo una sentida petición a las autoridades para así poder revertir este mal momento y no llegar a un punto extremo como es cerrar sus negocios, “simplemente les pedimos que nos dejen trabajar”.

Integran este colectivo Tiendas Acuarela, Aura, Maura, Franchesca Boutique, Decora Te, Patagonia  Make up, Trilogía, Salón de Belleza Cleo, Tienda Petronio, Tienda Caramel, Boutique Pily, Salón de Belleza Capelli, Le Salon, Boutique Confluencia, Casa Nipona, Patagonia Barber Shop, Cafetería Huemules, Salón de Belleza Magnolia, Guapas Salón de Belleza, Lencería Sadi, Estilo BB, Ecotienda Zomo, Yasna Estilo Salón de Belleza, Fusión Estilo, Panamá Store y Aquelarre.

Etiquetas

reactivación económica
pandemia
comercio
emprendimiento
El Divisadero TV
[EDITORIAL] Una salida poco transparente y de espaldas a la gente
Ver todos
Noticias Recientes
Luis Oyarzo y su candidatura a alcalde de Lago Verde: "Busca que todos los habitantes de la comuna tengan un espacio en el municipio"
Prodemu y Sernameg definen oferta programática de apoyo a mujeres en pandemia
AportaCiencias realiza encuentro virtual para evaluar rol de las familias en este programa
MAC: Candidatos/as comprometen democracia participativa y con protagonismo popular
Portada
Cultura
Google destaca a Justicia Acuña Mena, la primera ingeniera chilena
Panoramas
Feria Nacional de Artesanías