El Tiempo, Coyhaique
Busqueda
Pelotón de Aviación Nº4 ''Coyhaique'': Su historia y desarrollo
Mayor Federico Soria - Comandante del PAVE Nº4 Coyhaique
Columnista, Colaborador - 04-02-2017

La Región de Aysén del General Carlos Ibáñez del Campo, es escenario de grandes montañas, hermosos paisajes, tierra de aventura y sacrificio, es el lugar en que nuestro Ejército, consciente de su rol de seguridad y soberanía, formo la Guarnición que trajo a esta tierra solitaria, la mano altiva del soldado y por consiguiente, la seguridad de las personas.

Lo aislado de los distintos puntos de la Región, provocó que Ejército de Chile, viendo la necesidad de enlazar rápida y oportunamente a sus Guarniciones, estudiara que se contara con medios aéreos establecidos en Aysén. Es así como, en el año 1980, el Comando de Aviación del Ejército, crea el Pelotón de Exploración Aérea Nº7, asignando una aeronave T-41, y al Teniente Julio Fuentealba Carreño, como piloto de esta, para cumplir misiones de la entonces “Brigada Aysén”. Para tal efecto ocupó transitoriamente las instalaciones del Club Aéreo de Coyhaique. A comienzos  del  año 1982 a través de la Intendencia Regional, se inician las gestiones de la adquisición de “Módulos” en el aeródromo Teniente Vidal, con el fin de instalarse en las propias dependencias.

En junio del mismo año, el Club Aéreo del Personal del Ejército, a través del Comando de Aviación del Ejército, organiza una subsede en la zona jurisdiccional de la Brigada, para lo cual se les asigna un avión monomotor Piper PA-28 Dakota, el cual cumpliría misiones de bienestar y recreación personal, siendo la dotación del pelotón la encargada de esta aeronave.

Por resolución de la Dirección de Aeronáutica Civil, se entrega en concesión al Ejército de Chile, Pelotón de Exploración Aéreo Nº7 de Coyhaique, en el aeródromo Teniente Vidal, una superficie de 1.500 m2, divididos en cuatro módulos, además de 75 m2 de terreno yermo, construyéndose una plataforma para aeronaves conectadas con la pista y un helipuerto.

El constante progreso y modernización de la fuerza terrestre, hizo que se estudiara la posibilidad de reforzar al pelotón con un helicóptero multipropósito, lo que se materializó en el mes de Marzo de 1987 con una aeronave SA-315B “Lama”, junto con su tripulación y equipo de apoyo. En Diciembre se concretó el anhelo emprendido a principios, con la llegada del Casa 212 E-213, a comienzos del año 1988 se remplazó por el Casa C-212 serie 300, de moderna tecnología.

Afines de los años ’90, se concretó la renovación del material Lama por el nuevo y sofisticado Ecureuil H-170. Las capacidades de este helicóptero permiten ejecutar principalmente acciones de exploración, reconocimiento, enlaces y transporte aéreo de heridos y enfermos.

En enero del 2004, en el marco de un proceso de re-organización de la Institución, lo que conllevó que la designación de VII División cambiase por la de IV División, y a raíz de aquello, el PAVE Nº7  cambia a PAVE Nº4.

La gran extensión de la Zona Jurisdiccional de la IV División, sumada a la particularidad de la condición geográfica y climática que la caracteriza, hacen necesario el empleo sostenido de aeronaves de ala rotatoria para apoyar el accionar de la Fuerza Terrestre, y es así como el 12 de Abril del 2012 llega el SA-330 “Puma”, un helicóptero mediano, con capacidad para transportar importantes volúmenes de carga, personal y material.

Todo lo anterior, significó la remodelación de las dependencias y la creación de un moderno y sofisticado hangar, cumpliendo con los estándares exigidos para el mantenimiento de la aeronave.

Es sabido que volar es una actividad que demanda una compleja labor de la administración del riesgo, en particular en esta zona del país, este Pelotón no ha estado ajeno a tragedias, han perdido la vida tanto militares como civiles,  queremos que su recuerdo sea un ejemplo de profesionalismo y entrega sin límites, manera de honrar su memoria es recordarlos día a día con admiración, a todos quienes entregaron su vida en pos del cumplimiento del Servicio.

Nuestro Pelotón de Aviación Nº4 de la IV División de Ejército nos enorgullece, nos han permitido apoyar a diferentes Unidades del Ejército en variadas y múltiples misiones, como también en aquellas en apoyo a la comunidad, en situaciones de catástrofes y emergencia, en la más variada de sus formas, llenándonos del más legítimo orgullo y nos incentivan a continuar en la senda del desarrollo y superación.

Videos
Ver todos
+ Artículos de
Twitter
Portada
Editorial
Ver todas
Facebook