El Tiempo, Coyhaique
Busqueda
Propuestas y críticas
Redacción, Diario El Divisadero - 18-03-2017

Hemos señalado en muchas de nuestras reflexiones, que todo cuanto se haga en y por la región de Aysén, para alcanzar un mayor desarrollo, será bienvenido, ya que será interpretado como una señal de unidad, algo que hace muchísimo tiempo no se da con la fuerza que anhelamos.

Y a propósito del último tramo del Gobierno que encabeza la Presidenta Michelle Bachelet, nuevamente surgen propuestas donde conceptos como la unidad, el respeto y la tolerancia, la equidad, la justicia social y una mejor distribución de los ingresos, definitivamente se transforman en las ideas fuerza más reiterativas y permanentes de las autoridades, y en las demandas más transversales de la ciudadanía.

Y es que insistimos que en muchas oportunidades hemos señalado desde aquí, que la idea de asociarse para emprender los desafíos del futuro no es tan descabellada, y aun cuando parece ser un camino difícil de encontrar, hay que seguir buscándolo por el bien de Aysén y de quienes habitamos acá. No solamente en años electorales. Los gremios empresariales se refieren constantemente a los resultados económicos regionales, c la mayoría de las veces criticándolos, pero se extrañan las propuestas que desde el mundo privado permitan delinear algunas vías que posibiliten un progreso que sea percibido por la gente.

En temas laborales, sociales, políticos, económicos, culturales, filosóficos y todo lo concerniente al desarrollo de Aysén y de su gente, todo lo que sea aporte, colaboración, consenso, ayuda y mucho. Hemos señalado en más de una ocasión que no tenemos para qué seguir comparándonos con otras realidades regionales, porque aun cuando sirvan de referente, lo que necesitamos hoy es construir unidad en base a nuestras particularidades, considerando las coincidencias y los puntos de vista discrepantes que podamos tener.

Una unidad regional auténtica, con sello propio que sea estimulante para todos y no una característica exclusiva de los que ostentan, ambicionan o creen tener algo de poder, es perfectamente posible de lograr.

Nuestra región tiene hoy otras pretensiones y debemos poner nuestros esfuerzos y nuestra mirada en el futuro, y hacerlo con tolerancia y respeto. Es sin duda una apuesta al Aysén de todos, es una mirada a las potencialidades de este territorio y a la posibilidad de explotarlas y aprovecharlas con mucha creatividad y con mucha plusvalía en los exigentes mercados internacionales y hacer que esas divisas que se obtienen por la explotación sustentable de nuestros recursos naturales, sean equitativamente distribuidas y transformadas en beneficios sociales colectivos donde el sentido de equidad esté siempre presente.

Hoy existe un clima humano estimulante; asoman tímidamente incipientes liderazgos en diversos ámbitos de la actividad regional y existe una masa crítica de hombres y mujeres, que sin haber nacido necesariamente acá, pero que se sienten arraigados y absolutamente comprometidos con esta tierra y están gestando nuevas corrientes para pensar el desarrollo regional.

Es una masa crítica que, gradualmente, se manifiesta con aportes sustantivos en la vida local, con aportes relevantes, y con convicciones e ideas claras y aplicables. Gente de todos los ámbitos que está preocupada de los verdaderos “temas de región” y no del chaqueteo, de los cargos y de otras dádivas políticas o electorales.

Videos
Ver todos
Twitter
Portada
Editorial
Ver todas
Facebook