El Tiempo, Coyhaique
Busqueda
Pronación dolorosa: Una lesión (curiosamente) muy común en los niños de Coyhaique
Alejandro Aravena, cirujano pediátrico especialista en emergencias Hospital Regional Coyhaique
Servicio de Salud Aysén, Columnistas - 20-04-2017

He constatado que en reiteradas ocasiones, han consultado a la Urgencia del Hospital Regional de Coyhaique niños pequeños, que, de forma aguda, presentan dolor en el codo, con franca imposibilidad de moverlo, particularmente sin poder girar la mano con la palma hacia arriba. Esta patología se denomina “Pronación dolorosa”.

Esta es una lesión típica entre los niños de 1 a 5 años, que se produce cuando uno de los huesos del antebrazo se corre del lugar donde normalmente se une a la articulación del codo. El término médico de “codo de niñera” es “subluxación aislada de la cabeza del radio”.

Esta situación provoca un bloqueo del movimiento de prono-supinación, que es doloroso y es más frecuente en niños que en niñas entre 1 a 5 años de edad. El codo izquierdo suele afectarse más que el derecho.

Si bien este tipo de lesión es cada vez menos común en el resto del país, resulta curiosa la cantidad de niños y niñas de Coyhaique que llegan a nuestro Hospital Regional por esta causa. Sin ir más lejos, durante el recién pasado fin de semana largo se presentaron cerca de cinco casos, superando a los infantes que fueron diagnosticados por neumonía –entre otras enfermedades- durante el período.

El mecanismo para la producción de una “pronación dolorosa” es por una tracción brusca del miembro superior del brazo en extensión, que requiere que el codo esté extendido y el antebrazo en pronación. El proceso ocurre cuando un adulto lleva al niño de corta estatura de la mano, da un tirón brusco hacia arriba de un modo repentino, ya sea para evitar una caída, subir el borde de una acera, o cuando se le levanta enérgicamente tirándole de la mano al ofrecer resistencia al avance.

En el menor, observaremos una actitud característica de dolor y llanto del niño tras la tracción violenta del brazo y, en ocasiones, es probable que el accidentado se tome la muñeca, aunque esta articulación no sea la afectada, dado que con ello busca que no le giren el brazo, porque dicho acto le produce dolor.

El niño se niega a mover el brazo y mantiene el codo en extensión. Además, hay dificultad en la movilidad de esa extremidad, por lo que la mantiene pegada al cuerpo.

Para diagnosticar esta lesión, por lo general con el interrogatorio es suficiente para saber cómo se produjo, lo que nos orientará hacia esta patología.

En la exploración, el niño presenta dolor a la presión de la parte externa del codo y se niega a movilizarlo. No es necesario realizar radiografías de forma rutinaria. Sin embargo, si el mecanismo de producción es poco claro pueden solicitarse para descartar otras patologías.

¿Cuál es el tratamiento? Consiste en realizar maniobras para la reducción manual. Estas siempre deben ser cumplimentadas por personal adiestrado, ya que de no realizarlas correctamente pueden causar mayor daño a la articulación.

En algunas ocasiones se reducen solas al manipularlas, pero en otros casos las medidas de reducción fracasan, en especial si han pasado varias horas de intervalo entre que se produce y se realiza la consulta. En este caso, se debe colocar la extremidad superior en un cabestrillo y efectuar controles a las 12 y posteriormente a las 24 horas.

Una vez  que se ha producido una subluxación, existe propensión a sufrir episodios posteriores, aunque en general, este problema se resuelve al ir madurando el niño. Si existen recidivas es decir,  reaparición de una enfermedad poco después del periodo de convalecencia- se tratan de la misma manera o colocando un yeso por 2 semanas.

La prevención se realiza informando a los padres sobre los mecanismos de producción de este tipo de lesión y evitando al máximo levantar al niño tirándole de la mano o del antebrazo, teniendo siempre en cuenta que la anatomía de nuestros niños está en pleno desarrollo, por lo que es deber de los adultos velar por su bienestar.

Videos
Ver todos
+ Artículos de
Twitter
Portada
Editorial
Ver todas
Facebook