El Tiempo, Coyhaique
Busqueda
El caso del Practicante Donoso
Carmen Gloria Parés Fuentes, Columnista - 19-05-2017

No tengo la pluma, la memoria (familiar) ni la experiencia del Sr. Aleuy Rojas para contextualizar lo que ocurría en el pasado joven de la región aisenina, específicamente en el Puerto y en la mismísima Baquedano, a la que los porteños, tengo la sensación, miraban cada vez más intrigados así como se admiraban de sus rápidos logros y crecimiento. Sí tengo las ganas, la curiosidad necesaria y la idea -a ensayar- de que cierta violencia e impunidad a lo western en los páramos australes fue igualmente carta fundadora, y por ello estoy en los Depósitos de documentos. Archivos: El papel de la Memoria, La existencia establecida, titulé el 2006, en plena efervescencia de los Censos de Archivo que tuve en suerte hacer por toda la región, mi presentación en el III Seminario de SOHIGEO, Actas que puede leer en https://sohigeo.wordpress.com/ , sitio actualizado.

Corre el año 1933 en Puerto Aysén y uno de sus Periódicos, el recién fundado “El Esfuerzo” (05 de Abril Edición Nº 1, circulación Miércoles y Sábado) coloca una y otra nota y noticia sobre el Practicante de Salud, Sr. Nicanor Donoso Tudela. Esperando que no se ofenda ningún posible descendiente de las personas involucradas en estos casos, vamos a revisar y transcribir parte de sus apariciones durante el mes de Abril del año 1933, de la forma más neutral que permita la distancia del tiempo y sin otra intención que la de dilucidar el actuar de Personas, Prensa y Justicia en los albores de la “civilización aisenina”, la gran gesta pionera que de una u otra forma logró imponérsele a la Gran Naturaleza para conquistar guaridas dentro de ella.

En la Edición Nª 2 del 08 de Abril, El Esfuerzo titula “El desaparecimiento misterioso de una Sra. con su hija”. Como bajada dice lo siguiente: El Padre de la probable víctima en Aysén_ ¿Se ha pretendido escudar en la impunidad al presunto culpable? El Sr. Atilio Sagredo, padre de la infortunada mujer acusa que durante un viaje en el vapor “Colocolo” habría desaparecido la Sra. Zoila Sagredo viuda de Galli y su hija, en circunstancias en que ambas viajaban en compañía de Nicanor Donoso Tudela, Practicante de Puerto Aysén, contra quien se ha querellado por existir graves presunciones de que fuese responsable de este desaparecimiento. “El Esfuerzo” con esta nota declara iniciar una campaña de esclarecimiento de tal causa.

La edición de 12 de abril viene bastante más cargada. Primero aparece la noticia del desaparecimiento de la Sra. Zoila donde se agrega datos de su hija: de nombre Silvia y de 8 años apenas. Se establece que el móvil posiblemente sea el dinero que portaba la viuda para hacer negocios. Todo esto en Pág. 3 con una breve extensión en la Pág. 8. Lo curioso de este Número es que en la siguiente página aparece el titular: Moribunda hállase una infortunada joven que cayó en manos del Practicante Donoso. De bajada lo siguiente: Elemento Peligroso que se debe castigar. Más abajo aún: “Es un individuo falso y malo a toda prueba; peligroso e incorregible en el cual no se puede depositar la más mínima confianza” dice de Donoso en el informe que envió a la Dirección de Sanidad en el año 1931 el Dr. Ricardo Vergara. 

Todo lo anterior sólo como una especie de titular. En este caso, paralelo al de la Sra. Zoila y Silvia, se trató de la Srta. Blanca Grau Farías joven que fue atendida con horribles dolores la noche del sábado anterior por el Dr. Alfredo Cruzat a quien llamaron con máxima urgencia. Todo esto fue motivado por la provocación de un aborto que ella quiso hacerse con el Practicante Donoso en horas de la mañana, para lo cual éste, según su propio relato, le habría aplicado un sondaje como tratamiento. Horas más tarde, la joven asilada en el Cabaret de la Sra. Hilda González, y luego en una cama del Hospital, se batía entre la vida y la muerte con una poderosa hemorragia. El Periódico se presentó ahí a constatar que Grau Farías estaba grave y a verificar su propio relato, en el que señaló que fue Donoso Tudela quien la atendió y que si él lo negara tiene testigos del hecho. “El Esfuerzo” no trepidó en su afán de esclarecimiento y campaña y consiguió documentos que estaban en su mesa de redacción, los cuales probaban que este hombre hacía su actividad en forma ilícita y que no era la primera vez.

Antecedentes del año 1931, donde fue denunciado a la Dirección General de Sanidad por el Doctor de ese entonces, Ricardo Vergara V. hablan de que la mala práctica que viene haciendo Donoso nace en el extremo Norte del país, en la ciudad de Arica y habría llegado afianzada con él hasta el novísimo Puerto Aysén.

Si quiere seguir leyendo de este caso, sepa que recién comienza y continuará…

 

Videos
Ver todos
+ Artículos de
Twitter
Portada
Editorial
Ver todas
Facebook