El Tiempo, Coyhaique
Busqueda
Noticias Inconclusas
Elías Muñoz Oyarzo, Colaborador/Columnista - 17-07-2017

El rol de los medios de comunicación no sólo se limita a dar a conocer la simple información, sino también a entregarles elementos interpretativos a la audiencia y lectores. De este modo se encuentran los programas de opinión, las columnas y diversas fórmulas que superan el género informativo.

Y también existe el seguimiento de temas que nos permiten ir actualizando cada vez que se pueda o requiera, aquellos temas de alta connotación pública y que por diversas razones se enfrían con el pasar de los días y la urgencia de la noticia.

Así ha ocurrido con varias informaciones los últimos años, desde las más trágicas como la muerte sin responsables de María Vargas y Carmen Montiel, dos casos que estremecieron a la comunidad regional y que sin embargo, si no es por las familias que ocupan los espacios de los medios de comunicación, poco conoceríamos del avance de las investigaciones, la ausencia de culpables y el manto de impunidad que cubre la muerte de estas dos mujeres presumiblemente a manos de terceros.

Otros casos han sido menos terribles, pero igualmente noticiosos y portada de diarios y noticieros de radio y televisión.

El verano de 2013 se conoció la noticia del supuesto atentado con bomba a la sede parlamentaria del diputado UDI David Sandoval, acción ampliamente mediática y condenada desde todos los sectores políticos y que hasta ahora no hemos conocido resultados de esa investigación, ni menos culpables.

Otra información aún abierta desde el punto de vista ciudadano, es el secuestro del que fue víctima la hija del ex alcalde Omar Muñoz el año pasado, no hemos conocido de detenciones, ni personas aprehendidas por esta acción, importante por cuanto podría volver a repetirse en caso de no encontrarse al malhechor o malhechores.

Y todavía hay una tercera situación, más reciente, el robo del cual fue víctima la dirigente política Aracely Leuquén, quien según declaró, habría sufrido un robo con violencia.

Estos casos deben ser cerrados desde el punto de vista penal, es decir, conocer en qué quedaron esas investigaciones de interés público, y qué pasó con las investigaciones y los culpables, porque está claro que alguien puso la bomba en la sede de Sandoval, otro secuestró por algunas horas a la hija de Omar Muñoz y alguien le robó a Aracely Leuquén.

Más espantoso todavía es no esclarecer las causas del fallecimiento de Carmen Montiel, encontrada muerta en su propio lecho, con signos de ataque con armas cortantes en gran parte del cuerpo.

Y María Vargas, mujer de 32 años, embarazada que fue encontrada varios meses después de su desaparición en febrero de 2013 y que hasta ahora no se ha podido establecer si hubo o no intervención de terceros. Esto último es lo consideran los familiares.

También hay una segunda línea que es la de los medios de comunicación, cuya responsabilidad es mantener informados a la población de los adelantos en las investigaciones, hacer un seguimiento de los temas, para que la ciudadanía, sean ellos lectores, radioescuchas o televidentes, puedan cerrar estas historias desde el punto de vista comunicacional o informativo.

Usualmente ocurre que nos quedamos con los rumores, lo que en muchas ocasiones da para malos entendidos e interpretaciones antojadizas de todo tipo.

Hay una responsabilidad de la justicia, sin duda, pero también de la prensa a la hora de informar a la comunidad con el objeto de cerrar estos círculos informativos y que nos permita concluir, en consecuencia, acerca de hechos de gran connotación pública que muchas veces parecen diluirse con el pasar del tiempo y ante nuestra mala memoria, pareciera nunca ocurrieron.

Videos
Ver todos
+ Artículos de
Twitter
Portada
Editorial
Ver todas
Facebook