El Tiempo, Coyhaique
Busqueda
Descentralizar y regionalizar son metas urgentes
Redacción, Diario El Divisadero - 10-08-2017

La elección directa de los consejeros/as regionales es una de las pocas medidas concretas que se han materializado y que es una de las medidas más visibles de la agenda de descentralización.

Y es que una de las ideas siempre vigentes y prioritarias para la ciudadanía es la necesidad de profundizar el proceso de regionalización y descentralización. Por razones administrativas y territoriales, dada la particular conformación geográfica de Chile, lo que provoca que en muchas ocasiones la respuesta desde un Poder Ejecutivo instalado en la capital del país, parezca demasiado remota, y en ocasiones, excesivamente tardía, cambiar el actual modelo es urgente, y más allá de los matices que se le quiera dar al proceso de descentralización, Chile no resiste más centralismo.

En todos los seminarios o talleres que se organizan en torno a esta temática la certeza más objetiva es que como país llevamos más de 25 años tratando de avanzar en este ámbito e intentando dar respuesta a uno de los anhelos más significativos para los 11 millones de chilenos y chilenas que no viven en la región Metropolitana.

El actual Gobierno que lidera la Presidenta Michelle Bachelet, ha diseñado una serie de propuestas sobre esta temática. Hoy es normal escuchar a las autoridades municipales e incluso a las más osadas del Gobierno Regional (Seremis, Gobernadores) manifestarse en contra de la excesiva concentración de poder, realidad que molesta a las aspiraciones regionales y comunales en forma tal, que incluso hay quienes proponen que si cada región y comuna administrara su propia hacienda, habría respuestas más ágiles a los problemas territoriales, en especial cuando lo distante del poder central ha generado, especialmente en esta parte de Chile, distante del poder central ha generado, especialmente en esta parte del país, una válida y permanente sensación de abandono.

Eso, en lo general, pero en lo particular ese centralismo que tanto molesta encuentra su réplica también en la propia región, donde también poco a poco han comenzado a expresarse manifestaciones en esa dirección, que han llegado hasta el seno del propio consejo regional.

Y es que las cuatro provincias de la región, con sus 10 comunas incluidas, demandan más recursos para obras públicas, vivienda y otras reivindicaciones que generalmente se financian con los dineros del Fondo Nacional de Desarrollo Regional que se sanciona precisamente en el Consejo Regional. Pero hoy se suman los recursos de Plan de Desarrollo de Zonas Extremas, Pedze, iniciativa impulsada por la Presidenta que podría marcar evidentes diferencias a todo lo realizado anteriormente en materia de regionalización y descentralización.

Sin embargo, desde las comunas más apartadas, los alcaldes y concejales lo han expuesto en diferentes instancia; si bien la idea de descentralizar es un sentido anhelo desde las regiones, lo que acontece adentro de los territorios también debería ir cambiando paulatinamente para que así el desarrollo comience a llegar a todos los rincones y dar así una señal enérgica a quienes se sienten desplazados en el interés gubernamental, integrando sus demandas y también sus aportes al desarrollo regional.

Es bueno que exista inquietud por este tema, porque en la medida que la ciudadanía se pronuncie y las autoridades hagan lo propio, el debate será un tremendo aporte para el desarrollo regional.

Y como lo señalan todos los que están por descentralizar y regionalizar Chile, si no avanzamos en este ámbito, el desarrollo de muchas regiones seguirá condicionado, y peor aún, en casos más extremos, como Aysén y otros territorios económicamente rezagados y geográficamente distantes, el actual subdesarrollo será difícil de revertir en el corto plazo, lo que nos hace proyectar un país muy desigual. 

Videos
Ver todos
Twitter
Portada
Editorial
Ver todas
Facebook