El Tiempo, Coyhaique
Busqueda
La Universidad Estatal de Aysén es de todos
Elías Muñoz Oyarzo, Colaborador/Columnista - 13-11-2017

El logro más importante del movimiento social “Aysén Tu Problema es Mi Problema” del que fuimos parte el 2012 es la Universidad de Aysén. Se trata de un proyecto de gran envergadura y relevancia para la región, porque fue una demanda sentida y que fue fruto de la incansable lucha de los patagones en calles y rutas de la región. Ciertamente que cada uno de los miles que salimos a protestar la sentimos como propia. Es nuestra universidad.

Otros que no estuvieron o que hicieron lo posible para que el movimiento social fracasara trayendo tanquetas, efectivos policiales de alta gama y ministros que no resolvieron los problemas, tal vez digan otra cosa. A propósito de aquello, muchos de ellos hoy son candidatos. Que no nos falle la memoria a la hora de votar.

Por eso duele lo que está pasando con la Universidad Estatal, y debe ser tema obligado de todos y todas, porque es nuestra universidad, cada uno tiene el justo derecho de hablar y pronunciarse sobre ella. Es, por lo demás, la cuna de nuestros futuros profesionales. No es baladí la discusión.

La Contraloría General de la República levantó más de sesenta observaciones, muchas de ellas de fácil solución y producto de la instalación misma de una casa de estudios superiores, con las complejidades asociadas a un proceso como este.

Sin embargo, hay otras observaciones que dejan entrever un mal uso de los recursos públicos o poca eficiencia en su utilización. Es una sensación que queda instalada al conocer los millonarios recursos que no tienen suficiente excusa.

Innumerables gastos que implican millones de pesos, pagos excesivos o con diferencias, conciliaciones bancarias sin fecha, firma ni responsables, inexistencia de arqueos, mal uso de vehículo fiscal, diferencias de dineros, falta de respaldo para contrataciones, compras fuera del mercado público, errores en los registros contables, recepción de bienes y servicios irregulares, pago indebido de remuneraciones y honorarios y errores en pago de cotizaciones, son sólo algunas de las 65 irregularidades que descubrió la Contraloría tras la auditoría realizada a la Universidad de Aysén. Estas anomalías se traducen en cifras que en su conjunto superan los 400 millones de pesos.

En este contexto parece una humorada que el secretario de la Universidad, salga en los medios diciendo que no se politice el informe de Contraloría, como si no fuera un tema inminentemente político, como si él mismo, ex seremi de obras públicas, ex intendente de Aysén, entre otros cargos públicos, no fuera una figura política per se. Como si hablar de educación no fuera una cuestión, entre otras muchas cosas, también política.

A esta altura la destitución arbitraria e ilegal de la rectora Roxana Pey, es un dato más, que debe obligarnos como ayseninos a repensar la Universidad de Aysén.

Por suerte no sólo queda el sabor amargo de una destitución “arbitraria” e “ilegal” como señaló la Corte Suprema, sino el buen uso de los recursos fiscales y la austeridad que caracterizó la administración Pey, en el uso de los bienes de todos. Por eso apoyamos una mayor injerencia del Consejo Social, compuesto por connotados y reconocidos dirigentes de la sociedad civil. 

El ejemplo más agudo de esta situación de gastos inexcusables es la desestimación de un inmueble, cercano al nuevo museo y al campus de la Universidad Austral, en un entorno privilegiado y establecimiento que cumplía con los estándares para la enseñanza, a cambio de un ex hotel en el centro de Coyhaique, que seguramente no cumple los mínimos requisitos para funcionar como establecimiento de enseñanza superior. Por esta situación el estado tuvo que pagar sobre 100 millones de pesos adicionales.

Uno se pregunta también qué significa eso de mal uso de vehículo fiscal o pago indebido de remuneraciones, entre otras. Son observaciones del todo graves las que pesan sobre la administración de la universidad y que deben ser aclaradas de cara a la ciudadanía, porque reiteramos se trata de un proyecto de todos los aiseninos.

Videos
Ver todos
+ Artículos de
Twitter
Portada
Editorial
Ver todas
Facebook