El Tiempo, Coyhaique
Busqueda
Gestión y protagonismo parlamentario: Una deuda con la ciudadanía
Redacción, Diario El Divisadero - 13-11-2017

Este domingo hay elecciones presidenciales, parlamentarias y de Consejeros/as Regionales. En el caso de Aysén, se suma un tercer diputado/a, por lo que serán 5 los congresistas que tendremos en el Parlamento, dos en la Cámara Alta y 3 en la Baja.

De los 4 en ejercicio, solamente uno va a la reelección, por lo tanto la probabilidad de seguir depositando en ellos la representación legislativa de la región es un dato de la causa que hoy se circunscribe solamente a un 20%. El 80% restante, corresponde, desde la lógica de las estadísticas, al contundente espacio para renovar sí o sí a los legisladores, cifra que podría incrementarse a un redondo 100% en caso que el único repostulante no obtenga los votos necesarios para ello.

Los congresistas electos y que asumirán en marzo de 2018, tendrán la misión de tomar contacto con la gente, las autoridades de confianza, los alcaldes y los nuevos integrantes del CORE, para transformarse en auténticos representantes del sentir social territorial.

Y aun cuando la misión fundamental de los parlamentarios es legislar y en menor escala fiscalizar, la gente los quiere ver más vinculados a los procesos donde la comunidad es protagonista, atendiendo las demandas sociales de los más vulnerables, opinando sobre los temas que preocupan a la gente y participando en cabildos ciudadanos donde se pueda recoger el verdadero anhelo de los habitantes de Aysén. 

Pero fundamentalmente, legislando para que los problemas o necesidades regionales sean abordados con la oportunidad que se requiere. Hoy existe un escenario sumamente complejo para los congresistas, ya que el desencanto y la distancia de la ciudadanía con la clase política y los legisladores es una señal inequívoca de insatisfacción, realidad que debería motivar a los legisladores para estar más preocupados de proponer distintas iniciativas de tramitación legislativa que tengan como propósito común, ofrecer a los habitantes de Aysén una mejor calidad de vida, y un país orientado hacia el progreso desde múltiples perspectivas.

Recurrentemente los vemos tomar parte activa de los actos oficiales, desfiles, aniversarios poblacionales, o compromisos deportivos, pero estamos apuntando a un compromiso más profundo. Siendo comprensible que se sientan legítimamente interesados en tomar parte en grandes debates nacionales, particularmente políticos, quisiéramos verlos intervenir con la misma energía cuando se trata de sacar adelante obras emblemáticas para la región de Aysén. Y temas hay muchos, eso nadie lo pone en duda.

Los aiseninos/as no tienen una imagen particularmente positiva de sus congresistas y además rara vez se les ve trabajar unidos en torno a temas colectivos y prioritarios, ya que todos parecen querer brillar en forma independiente por sobre el otro. Queremos ver a nuestros parlamentarios dando la pelea por los temas que la comunidad instala como prioritarios, aspectos que por cierto ellos conocen perfectamente.

Nuestros futuros congresistas deben tener más que claro que no siempre deben esperar que los inviten a ser protagonistas en temas trascendentes y es más, junto a las autoridades deberían mostrar una actitud de permanente cooperación y no de crítica liviana y lucimiento personal.

Creemos que nuestros congresistas deben dar aún más en su desempeño ya que mucha gente siente que no han legislado ni actuando con el ímpetu y el compromiso que los aiseninos/as anhelan y demandan.

Videos
Ver todos
Twitter
Portada
Editorial
Ver todas
Facebook