Energía Austral, la institucionalidad ambiental y sus absurdeces
Peter Hartmann, Coordinador Coalición Ciudadana por Aisén Reserva de Vida - 10-01-2018

Nuevamente Energía Austral y su proyecto de represar el Río Cuervo hacen noticia. ¡Noticia positiva! Como se recordará en agosto 2017 esa empresa anunció que bajaba cortina y notificó al Servicio de Evaluación Ambiental, SEA, que abandonaban su proyecto. 

Eso, mientras el Tribunal Ambiental de Valdivia aun no emitía su veredicto ante nuestros recursos de reclamación por la ratificación de la Resolución de Calificación Ambiental aprobatoria de ese proyecto por el Comité de Ministros de enero 2016.

El viernes pasado finalmente el Tribunal Ambiental da a conocer su fallo con el que anula la Resolución por ser insuficientes las medidas compensatorias por perdida de bosques y humedales propuestas por el titular y ordena al Comité de Ministros reabrir el procedimiento y estudiar si la compensación de bosques y humedales propuestas por el titular permite justificar la equivalencia entre el ecosistema a inundar y el ecosistema propuesto para compensar. Si ello no pudiera comprobarse, el Comité de Ministros deberá tramitar los recursos administrativos interpuestos previamente por los reclamantes. La cuestión es que ya no hay titular que pueda arreglar su deficiente estudio, ni proyecto cuyas compensaciones ambientales volver a justificar, por lo tanto vaya a saber uno que es lo que pueda hacer el Comité de Ministros con ese ex proyecto,  ahora también inviable en su evaluación ambiental. ¿Darnos al fin la razón a los reclamantes, lo que hace años debieron haber hecho? Difícil, porque evidentemente no van a querer asumir su error, así que lo más probable es que inventen alguna triquiñuela para salir del paso sin comprometer más aun su ya abollada imagen. 

En todo caso, ese tema de la falencia de compensación de bosques y humedales era algo demasiado evidente, a tanto que los Servicios Revisores, Conaf, Bienes Nacionales y Dirección General de Aguas lo habían hecho notar, pero a la hora de la calificación la tristemente célebre Comisión Ambiental Regional del gobierno de Piñera I, lo aprobó dos veces sin chistar. Es más, la primera vez la Corte Suprema les ordenó ocuparse de otros aspectos deficitarios, los riesgos geológicos,  igual de notables. Y como si fuera poco, el Comité de Ministros del gobierno Bachelet II, suponemos que con la intención de favorecer la entrada de mas MW “renovables”(para el Ministerio de Energía las hidro de represa –embalse son renovables) al Sistema Interconectado Central.   

Eso, cuando debieron haber averiguado primero que sacar esa energía de la región era inviable y otra vez olvidaron su rol ambiental y “por la sustentabilidad” (por ejemplo de esas turberas y bosques absorbentes de carbono que serían destruidos, hábitat de decenas de especies en lista de conservación, biodiversidad, en fin…). Por cierto lo sigue siendo y ahora para más remate esos MW son innecesarios y existe oferta de electricidad de renovables no convencionales a menor costo  y más cercanos a sus lugares de demanda. Obvio que esos desaciertos tienen su costo político por si no se han dado cuenta. Notable fue además la absurda y alineada defensa del SEA y diversos funcionarios públicos coludidos con la empresa y sus contratistas, de su deficiente evaluación ambiental  y su trucha calificación. La verdad es que daba hasta vergüenza ajena verlos ahí en el Tribunal como loros defendiendo lo indefendible y contradiciendo su posición técnica anterior.

Ahora, por otra parte, también vale preguntarse si Energía Austral bajó sus cortinas conociendo del fallo negativo o/y si por otra parte tal vez el Tribunal demoró y ajusto su fallo, que se supone tenia redactado hace tiempo, ante la desaparición de la empresa, para no quedar mal parado. En todo caso, da gusto ver como el poder judicial se ha ido poniendo a tono en la problemática ambiental, lo cual le tomo algún tiempo, algo parecido a lo ocurrido con la defensa de los derechos humanos.

Ese día viernes, junto con conocer  el fallo, también nos enteramos que el SEA iba a ver este lunes, tras más de cuatro meses,  la notificación de renuncia del proyecto. Parece por ahí se toman estas cosas con calmita. ¿Es que estaban esperando el fallo del Tribunal? La cuestión es que ¿Qué más le quedaba  al SEA que asumir que ya no existe el titular, ni su respectivo proyecto?  O sea, tenemos al SEA y al Comité de Ministros  metidos en una situación bastante absurda y que se la fabricaron ellos mismos en su irresponsabilidad ambiental. La cuestión es que el SEA termino por aceptar la renuncia y ya veremos que hace el Comité, ahora sin empresa proponente y con proyecto renunciado a evaluar. ¡Ya es tiempo de acabar con esta obra del teatro del absurdo!

El Divisadero TV
6º Seven de Las Nieves
Ver todos
Noticias Recientes
Celebran Día de la Escalada en Coyhaique
Finaliza tercera Expo Nuevo Aire en Coyhaique
Aprueban 110 proyectos de emprendimiento indígena para nuestra región
Aumentan competitividad de la manzana aisenina mediante la elaboración de sidra
Portada
Cultura
Andrés de León se presentará en el cierre de la Campaña Coyhaique Solidario
Panoramas
Todas esas Cosas Maravillosas