Algo pasa en nuestro mar de Aysén
Baldemar Carrasco Muñoz, Secretario ejecutivo de la Corporación Aysén por Aysén - 13-02-2018

Nuestros pescadores artesanales deben considerar como un chiste, para ellos, la letra de nuestro Himno Nacional: “y ese mar que tranquilo, te baña te promete futuro esplendor”.

Siempre viven algún problema que les impide realizar su trabajo, vivir con normalidad y, lógicamente, con calidad de vida que desconocen.

Que el problema de las Zonas Contiguas, que el  de la Marea Roja, que el de las flotillas de otras regiones que se vienen a pescar o mariscar a nuestra Región, que el tamaño de sus embarcaciones, (antieconómicas), que las vedas, que las cuotas de mariscos y pescados, que los precios, que la carencia de control de las naves pesqueras, etc., etc., etc.

No dudamos que todo esto y algo más es una realidad. El sector pesquero artesanal, de nuestra Región, anda mal. Permanentemente escuchamos que los líderes sindicales se dividen, se pelean entre ellos, están, en flancos distintos, eso, lógicamente, debilita su organización y la capacidad de defensa de sus intereses. Los problemas sociales, la carencia de trabajo, los servicios fundamentales: trabajo, agua, luz salud educación, vivienda son de mala calidad.

La preocupación de todos los gobiernos, en nuestro litoral, ha sido deficiente. Es la realidad. Las inversiones que se observan en acuicultura y pesca industrial, no se reflejan en la calidad de vida que observamos en todo el litoral de Aysén. El mar nuestro debe ser un tremendo campo de acción, de trabajo y de aporte económico para la Región y, muy especialmente, para los habitantes del litoral. No es así…Los gobiernos, todos, le han dado la espalda a nuestro mar…Los procesos de investigación efectuados, no se reflejan en el desarrollo económico del litoral de Aysén. ¿Cuál es la causa? ¿Hay que seguir investigando? Pensamos que sí, pero los conocimientos que se adquieran, deben tener resultados claros y concretos en la explotación de los recursos que allí existen o se pueden producir. 

Ha faltado, pareciera, de una política de desarrollo sustentable en todo nuestro litoral; pareciera que este mar no fuera nuestro. Lo olvidamos y o explotamos en forma irracional y sin cuidado alguno…Nos acordamos de él cuando hay marea roja, cuando nos invaden pescadores de otras regiones, cuando se produce la muerte de una gran cantidad de salmones que quedan sepultados allí mismo.

Cuando descubrimos la Merluza Austral se dejó caer sobre ella una pesca extractiva sin racionalidad alguna, se  depredó el recurso. Sobre eso, en el transcurso de los años, se ha ido lanzando  toneladas de basuras. En los primeros años del desarrollo acuícola se permitió todo. Felizmente se reaccionó, se aprendió…Los golpes enseñan…

Hoy, se vive del lamento permanente. Para los trabajadores del sector artesanal nunca hubo capacitación seria, responsable, que les permitiera avanzar en lo que debía ser “su profesión, su sostén económico,  porque la actividad lo permitía…Se prefirió una política de  bonos, en vez de capacitar  y apoyar la actividad productiva-económica. ¿Por qué no se organizó a estos trabajadores del mar, por ejemplo, en pequeños empresas acuícolas, en un sistema de  cooperativas…? Nos darán muchas respuestas…pero no se hizo nada…Aún más…¿Por qué no hubo un trabajo serio, profesional en materia de cultivo de recursos bentónicos? ¿No tenía esto más futuro que entregar meros bonos? ¿Qué política educacional hubo para los hijos de esas familias de pescadores, que han vivido toda su vida mirando al mar y soñando con él, para cuando sean grandes? ¿Cuántos son hoy, técnicos pesqueros?  ¿Cuántos trabajan por su cuenta o en las fábricas aledañas? ¿Qué calidad de vida tienen?.

Y si no hubo fuentes laborales en la pesca, ¿por qué no se ensayó el turismo? Salir de pesca con grupos de turistas. Desarrollar el velerismo aprovechando la belleza de nuestros canales y la brisa que nunca falta?....¿No es un deleite observar  una manada de delfines, toninas y a lo mejor una ballena, saltando adelante y a los lados de la embarcación?.

¿Cuánto pagan los turistas, en Puerto Madryn (Argentina), por avistar unas ballenas, toninas o delfines)?. Tenemos que mirar con convicción nuestro mar…Hay que investigar, y “bucear” en él para que rinda sus frutos…El “futuro esplendor” no se hará esperar…” El agua es como la madre tierra…siempre está atenta al clamor de sus hijos…pero hay que sumergirse en ella con decisión y conocimientos.

El Divisadero TV
Spot Dreams Coyhaique
Ver todos
Noticias Recientes
Cerro Mackay: Vigilante e imponente
Avanza estudio sobre la situación biológica de la jaiba marmola en el litoral de Aysén
UTI Pediátrica del Hospital Regional cuenta con el primer médico intensivista infantil
CORE asignó recursos: Chile Chico contará con nuevo cuartel de Bomberos
Portada
Cultura
Río Ibáñez cierra su temporada de eventos costumbristas con la Fiesta de la Trilla
Cultura
Encuentro Intercultural se realizó en Chile Chico