Las demandas ciudadanas no son una invención política
Redacción, Diario El Divisadero - 22-05-2020

La empatía se logra con sinceridad, con tolerancia y con la verdad por delante, sin rodeos ni demagogia. Al menos en el ámbito de la relación Gobierno-Ciudadanía, así debe ser. 

Y el Ejecutivo tiene muy presente que además de enfrentar su peor momento, absolutamente distanciado de la gente, también tiene la oportunidad para revertir esa brecha y poder empezar a mejorar su relación con la comunidad.

Y es que no se trata solamente de un problema de estadísticas y encuestas, sino que de una realidad que se palpa día a día en la región de Aysén, con autoridades encapsuladas, sin vocerías y muy ausentes de los espacios ciudadanos. Sin duda que es la realidad que hoy enfrenta un Gobierno sin apoyo, una administración desgastada y fuertemente cuestionada por la comunidad e incluso por sus propios adherentes. 

Pero no debemos perder de vista que históricamente los gobiernos han profundizado su cercanía con la gente precisamente para poder validarse y recibir su respaldo, porque más allá de cualquier condicionante, la popularidad o adhesión de cualquier administración, es el reflejo, al menos en lo estadístico, del sentir popular.  Por lo tanto no podemos desconocer que siguen presentes en la memoria colectiva, muchas necesidades e inquietudes que se relacionan con el concepto de calidad de vida, pero también, propuestas donde la unidad, el respeto y la tolerancia, la equidad, la justicia social y una mejor distribución de los ingresos, definitivamente se transforman en las reivindicaciones más sentidas por la gente, en las demandas más transversales y anheladas por los aiseninos/as, sin importar su afinidad o pertenencia ideológica. 

Obviamente que siempre afloran con mucha fuerza esos afanes, porque nadie quiere quedarse al margen de cualquier señal que demuestre unidad. Pero en la práctica, la unidad cuesta encontrarla y propiciarla, pese a que en muchas oportunidades hemos señalado desde aquí, que la idea de asociarse para emprender los desafíos del futuro debe ser una prioridad regional, un gran acuerdo que plasme lo que anhelamos para nuestro futuro y desarrollo, que por cierto no debe ser muy distinto a lo que éste y cualquier Gobierno anhelan.

Pero así como están hoy las cosas, la verdad es que parece ser un camino difícil de encontrar, no obstante hay que seguir buscándolo por el bien de Aysén y de quienes habitamos acá. Y es que no solamente en años electorales, como éste, hay que propiciar medidas de promuevan el consenso y la unidad, especialmente en materias que impactan directamente en la ciudadanía. La gente extraña propuestas o señales de desarrollo con el énfasis puesto en las personas. 

Todo parece estar condicionado por factores políticos, de rentabilidad y crecimiento, sin importar mucho qué piensan u opinan las personas que tienen un enfoque más humano y menos mercantilista del desarrollo. En los temas laborales, sociales, políticos, económicos, culturales, filosóficos y todo lo concerniente al desarrollo de Aysén y de su gente, todo lo que sea aporte, colaboración y consenso, ayuda muchísimo. 

Nuestra región tiene grandes pretensiones y debemos poner nuestros esfuerzos y nuestra mirada en el futuro, y hacerlo con tolerancia y respeto, buscando siempre los beneficios sociales y colectivos que la comunidad demanda.

El Divisadero TV
[EDITORIAL] 26º aniversario de El Divisadero
Ver todos
Noticias Recientes
Se aprueba ordenanza municipal que obliga a usar mascarillas en espacios públicos
Concejo Municipal aprobó $46 millones para planes de empleo en Guadal, Mallín y Bertrand
Tasa de victimización regional bajó a un 7,9% en 2019: La menor a nivel nacional
Víctimas de delitos podrán comparecer virtualmente desde el lunes 1 de junio
Portada
Cultura
Todo listo para festival online "Aysén canta y encanta en cuarentena"
Panoramas
Historias con voz de mujer