Mi constituyente ejemplar: De lo humano a lo divino
Irina Morend Valdebenito, geógrafa
Columnista, Colaborador - 19-12-2020

La encuesta sobre el perfil de los convencionales constituyentes que realizó en conjunto IPSOS y Espacio Público en noviembre del 2020, dieron luces sobre el perfil de constituyentes que espera la ciudadanía para votar el 11 de abril del 2021. La muestra que representaba el 58% de regiones, reveló los perfiles que son de mayor interés a nivel nacional. Ver resultados completos en https://www.ipsos.com. 

El resultado mostró que los perfiles que generan más confianza son personas expertas en temas constitucionales, profesionales destacados, dirigentes de movimiento ciudadano, dirigente social, con experiencia en juntas de vecinos, sindicatos u otra organización de base o social y representantes de pueblos originarios. Los perfiles generan menos confianza son personas con trayectoria política y/o experiencia en cargos públicos, actores, músicos o rostros de televisión y empresario/as exitosos. 

En la encuesta también se revela que algunos de los atributos que se evalúan como más importantes para un convencional constituyente son: el ser experta/o en temas constitucionales, confiable, capaz de lograr acuerdos, una persona luchadora o que defienda mis intereses. 

Respecto de la importancia que asignan a las características personales, es relevante para los encuestados el nivel educacional. Sobre la militancia en partidos políticos, la encuesta destaca que un 64% de los encuestados prefiere candidatos que no tengan militancia, no obstante, al 39% le es indiferente el pensamiento político del candidato. Algo bastante coherente con los resultados del plebiscito en el cual el 79,4% y en Aysén el 77,36% prefirió la convención constitucional y no la integrada por parlamentarios.   

En Aysén, si bien la expectativa puede ser coherente con el resultado de la encuesta nacional, las particularidades territoriales abren un marco de posibilidades que hacen sentido con el ser aisenino. En diciembre del 2019, en un taller organizado por la Universidad de Aysén, se discutió que características debía poseer un convencional constituyente. En dicho momento, algunos de los atributos que se señalaron como relevantes fueron: capacidad negociadora, un buen desarrollo de la inteligencia emocional y habilidades blandas, que no tuviese trayectoria permanente en cargos políticos, comprometida/o con la región, que no tuviese malas prácticas laborales, denuncia de malos tratos o de violencia intrafamiliar, y mujer, entre muchos otros. 

En el momento que se está abriendo la oportunidad de patrocinar personas para que puedan inscribir sus precandidaturas al 11 de enero, los que entrarán en campaña a partir de esa fecha, es importante invitar a la reflexión de qué tipo de persona queremos que escriba la nueva constitución: 

Se esperan personas honestas y genuinas en sus intenciones. En una región tan pequeña en población y donde nos conocemos todos, este es un factor muy importante. Necesitamos personas dispuestas a ponerse al servicio de la región y no al servicio de su propio ego. 

Se necesitan personas transversales, que guarden estricto respeto a la diversidad y las diferencias políticas, culturales, sociales, las de origen territorial, étnico y nacionalidad. No podemos tener candidatos que trabajen solo con algunos pocos y descarten a una mayoría o minorías que no les agrada. 

Se requiere alguien que conozca, pero especialmente comprenda la realidad regional tanto de las ciudades como de las más pequeñas localidades. Alguien con la capacidad de liderazgo para poner en la discusión constitucional las prioridades de la región.  

Una persona que provenga de la cultura del esfuerzo. Alguien que no ha vivido la experiencia de la vulneración o que ha permanecido siempre en una zona de confort y privilegios, difícilmente va a empatizar y comprender la fragilidad que se experimenta con un sistema social y económico que te quebranta en forma sistemática y sistémica. Sin embargo, una persona que ha vivido estas experiencias y solo ha albergado resentimiento, tampoco va a contribuir a resolver los problemas constitucionales. Se requieren personas luchadoras y resilientes que han logrado transformar la adversidad en un aprendizaje para construir para el bienestar de los otros. 

Una persona con una destacada inteligencia emocional, con suficientes habilidades blandas para dialogar, negociar y llegar acuerdos con respeto y coherencia, ya que de eso se trata la convención constitucional. 

El Divisadero TV
#EDInforma | Prisión preventiva para imputado por homicidio en Puerto Aysén
Ver todos
Noticias Recientes
Emprendedora turística reconocida como Mujer por la Sustentabilidad 2021
Abierto programa de reactivación para emprendedoras de Coyhaique
El teatro se traslada a los barrios y al sector rural de Coyhaique
Arresto domiciliario total para madre e hijo imputados por cultivo y tráfico de drogas
Portada
Cultura
Proyecto Zingara Escuela de Danza y Bestias Danzantes presentaron cortometrajes internacionales de cine danza
Panoramas
El Menú de Chile: reconocimiento a las cocinas patrimoniales