Apolíticos e independientes
Fernando Miranda, arquitecto
Columnista, Colaborador - 28-12-2020

Con las elecciones de los Convencionistas Constituyentes, se ha ido imponiendo en Chile un mecanismo de exclusión que busca destruir la organización de los pobladores y trabajadores como seres políticos por naturaleza. Que dirigentes sociales se declaren “independientes y apolíticos” consolida un objetivo que se arrastra desde la tiranía de Pinochet, la apolitización de la sociedad chilena. Hoy es una derrota escuchar a nuestros dirigentes sociales declarándose apolíticos e independientes. 

Hoy se visten de independientes y apolíticos conspicuos personajes que han participado en política en distintos momentos de su vida. Incluso algunos oportunistas han transitado por varios partidos políticos, han sido eternos candidatos y hoy recién “independizados” se presentan como “apolíticos e independientes”

La apolitización de la sociedad fue un objetivo declarado por la Dictadura, fue implementado metódicamente a punta de decretos ley y consolidado en los ‘80s en la Constitución de Pinochet. La Dictadura destruyó a los Sindicatos, a los Colegios Profesionales y modificó la ley de Juntas de Vecinos. Vio en los pobladores y en los trabajadores un proyecto político inconcluso, latente y peligroso.  

Modificó la Ley Sindical permitiendo la “libertad de asociación”, que atomizó y destruyó la organización sindical.  Modificó la Ley de Colegios Profesionales, eliminado de sus principios su contribución a la sociedad y al bien común, convirtiéndolos en simples asociaciones gremiales que se “interesan en sus propios asuntos”. 

Puso un foco de represión en la Organización Social, ya que la Ley de Juntas de Vecinos de 1968, buscaba integrar a la vida política a la población denominada “marginal”, que fomentaba su organización a través de la “promoción popular”, y que luego, a través de la “Consejería Nacional de Desarrollo Social”, definía “al poblador”, como el sujeto revolucionario primordial. 

Es imposible no ver el proyecto político en las organizaciones sociales. Definirse como “apolítico e independiente” para escribir la nueva Constitución es una contradicción y una derrota frente a la Dictadura.

Aristóteles definía al hombre como un ser político por naturaleza, diferenciándolo de los animales por su capacidad de ser consciente de su ser, del mundo que lo rodea y de vivir en comunidad. No se puede renegar de nuestra naturaleza política, sin renunciar al poder de transformar nuestra realidad, somos los responsables de nuestro devenir.

Me quedo con las palabras de Pepe Mujica el 2019, que en México nos decía:

“¡Luchen muchachos!

Se puede vivir porque se nació, como un escarabajo o como una hormiga. Pero, la naturaleza nos hizo animales conscientes. En parte, a nuestra vida le podemos dar un rumbo. Si ustedes no le dan un rumbo deliberado, no se preocupen, el mercado se los va a dar”.

El Divisadero TV
#EDInforma | Prisión preventiva para imputado por homicidio en Puerto Aysén
Ver todos
Noticias Recientes
Emprendedora turística reconocida como Mujer por la Sustentabilidad 2021
Abierto programa de reactivación para emprendedoras de Coyhaique
El teatro se traslada a los barrios y al sector rural de Coyhaique
Arresto domiciliario total para madre e hijo imputados por cultivo y tráfico de drogas
Portada
Cultura
Proyecto Zingara Escuela de Danza y Bestias Danzantes presentaron cortometrajes internacionales de cine danza
Panoramas
El Menú de Chile: reconocimiento a las cocinas patrimoniales