No da lo mismo quién nos represente
Irina Morend Valdebenito, geógrafa
Columnista, Colaborador - 04-01-2021

En 7 días más se inscriben quienes buscan convertirse en candidatos a tres tipos de elecciones: alcaldes y concejales para la comuna, gobernadores regionales para la región y convencionales para escribir la nueva constitución. 

El plebiscito del 25 de octubre dio señales que la ciudadanía buscaba la participación de independientes en la redacción de la nueva constitución y la configuración de colectivos independientes tanto los locales como los nacionales fueron mostrando que la sociedad estaba activa y expectante.

Si bien estas aperturas son incipientes, puede ser la antesala para que en futuras elecciones como las parlamentarias y las de consejeros regionales este 2021, exista una mayor participación de independientes en los procesos políticos electorales. Una mayor participación de actores en los procesos políticos electorales permitirá la diversificación y por lo tanto el reforzamiento del sistema político electoral. Es importante señalar que no solo los independientes insuman energía al sistema político actualmente corroído, sino que también la creación de nuevos partidos políticos. Como dato de interés, según registro del Servel al 5 de noviembre en la región de Aysén existen 13 de los 25 partidos políticos que se han formado a nivel de país. 

Sin embargo, la discusión no termina en la diversificación del sistema, sino que abre un nuevo flanco que se refiere al quienes son los perfiles idóneos para fortalecer el sistema político debilitado. Una parte de la discusión es el compromiso y virtud ética de quienes pretenden ejercer el cargo al cual se postula. La crítica es que quienes se han postulado tradicionalmente a los cargos de elección popular no representan necesariamente los intereses del territorio, que responden a los intereses partidarios, o peor, cúpulas partidarias, además, mantienen un electorado cautivo que hace de soporte cada en cada campaña, pero al momento de resguardar los intereses de la región o comuna, priman los intereses nacionales o partidarios. 

Es aquella forma de hacer política a largo de nuestra historia la que ha debilitado la construcción política del país. Es importante señalarlo, porque la incorporación de nuevos actores a la democracia debe significar al menos, que no se reproduzcan las mismas prácticas y que se incorporen nuevos estilos políticos sustentados en la ética cívica y en la ética pública.

Otra parte de la discusión, son las competencias para ejercer el cargo. No es lo mismo tener un buen discurso que ser buen gestor, buen articulador o buen negociador, ya sea mujer u hombre. El derecho de elegir y ser elegido debería ser un derecho humano señaló Patricio Santa María en reunión con colectivos independientes en diciembre pasado, sin embargo, ello conlleva la reflexión que, si bien todos tienen el derecho a postularse a algún cargo, no cualquiera posee las competencias personales y técnicas para ejercer el cargo al cual postula. 

En el caso de la convención constitucional, quienes tienen interés de ser candidatos tienen que al menos ser capaces de comprender dos cosas: cómo funciona el poder en el sistema político y que deben ser capaces de dialogar, negociar y llegar acuerdos. Si efectivamente el convencional elegido no logra hacer una adecuada lectura del contexto en el cual se inserta y del cual proviene, corre el riesgo de convertirse en una presencia nominal, sin poder, perjudicando a toda la región de Aysén. El o la convencional debe vislumbrar la importancia de contar con redes o aliados para poner las prioridades regionales en la discusión constitucional, para que estas sean parte de los acuerdos. Este no es un espacio para individualismos, sean hombres o mujeres, porque el poder del sistema político funciona en red. En el segundo, un convencional debe tener la inteligencia emocional y habilidades blandas para comprender que las bases del diálogo son la ética cívica y que el primer principio es el respeto a las personas y las diferencias, y que el diálogo conducente es el que se sostiene en la no agresión. Finalmente, la parte más compleja que son los acuerdos. Si en las dos anteriores fracasa, los acuerdos no beneficiarán precisamente a la región, sino que se la región será invisible a los acuerdos.

No da lo mismo quien representa, por ello es importante, desde el 11 de enero en adelante, conocer, observar y hacer seguimiento de quienes son los postulantes para convertirse en convencionales constituyentes, pero también, a alcaldes, concejales y gobernadores regionales. 

El Divisadero TV
#EDInforma | Prisión preventiva para imputado por homicidio en Puerto Aysén
Ver todos
Noticias Recientes
Emprendedora turística reconocida como Mujer por la Sustentabilidad 2021
Abierto programa de reactivación para emprendedoras de Coyhaique
El teatro se traslada a los barrios y al sector rural de Coyhaique
Arresto domiciliario total para madre e hijo imputados por cultivo y tráfico de drogas
Portada
Cultura
Proyecto Zingara Escuela de Danza y Bestias Danzantes presentaron cortometrajes internacionales de cine danza
Panoramas
El Menú de Chile: reconocimiento a las cocinas patrimoniales