Todos y todas en la misma cordada
Patricio Segura Ortiz, Periodista y Candidato independiente a Convencional Constituyente. psegura@gmail.com - 05-01-2021

Una máxima de la política electoral es que prometer lo que no se puede cumplir es de irresponsables. O de quienes saben que no serán elegido/as, total nadie podrá cobrar mañana la factura a quien hoy vende humo.

A menos de una semana del fin del plazo para inscribir candidaturas el 11 de enero, el proceso eleccionario de abril pondrá a prueba, una vez más, este principio de la política real.  

En un país ávido de cambios estructurales (los abismantes triunfos del Apruebo y de la Convención Constitucional dan cuenta de ello), el terreno es fértil para ofertones de todo tipo.  Y así lo hemos visto en postulantes al Congreso ofreciendo pavimentaciones, a los municipios canastas familiares y a los consejos regionales armando comités de vivienda. Y presidentes prometiendo de la noche a la mañana terminar con la UF

Lo cierto es que de todo hay en la clientelar viña del señor.  Y que el mundo de los compromisos no es un universo fácil. Combina lograr objetivos con asumir responsabilidades.  

El camino hacia la Convención Constitucional mucho tendrá de ello.  De liquidación de derechos y garantías, con el fin de atraer a quienes se sientan seducidos por tales propuestas.  Y esta advertencia no busca deslegitimar planteamiento alguno, sino sólo llamar al espíritu crítico ciudadano, que es el corazón del sistema electoral.  Si tenemos presidentes y congresistas que se llevan lo público para la casa propia y de sus amigues, es porque alguien les votó. Al voto programático (que obliga a presentar programa) debiéramos, quizás, agregar el sufragio vinculante, donde lo/as electores de tal o cual candidato/o sean corresponsable sde las eventuales sanciones políticas y legales que se apliquen a los representantes que votaron (total, soñar no cuesta nada).

La otra cara de esta discusión son los celadores de la realidad.  Quienes bajo el argumento del realismo técnico económico pondrán cortapisas a todo principio que se aleje de sus propias ideologías.  El problema es que muchos de esos perviven en otras naciones (con otra cultura, historia, realidad, claro está), pero allá sí funcionan.

Pienso en esto a propósito de una columna de Daniel Matamala de este fin de semana, titulada “En el mismo barco” en alusión a la recurrencia de la frase en los discursos del Presidente Sebastián Piñera.  Con cifras y análisis comparativo, el periodista da cuenta de que, en realidad, la pandemia no nos ha afectado a todos y todas por igual.  Que en Chile los más ricos ayer son más ricos hoy, incluida la familia Piñera Morel.

Ahí aclara que durante 2020, unos 4 millones de chilenos y chilenas destinaron todos sus ahorros previsionales a capear la crisis económica producto del Covid. Y quedaron sin fondos para su jubilación.

Tomando tal antecedente, la pregunta hoy es, ¿cómo lo harán, entonces, para tener una vejez digna?

Aunque suene ingenuo, la respuesta es sencilla. Con un sistema de previsión solidario, que la "capitalización individual" es un puntal individualista pernicioso.  Cuestionado por la Organización Internacional del Trabajo, incluso.  Esto, junto a un sistema social que garantice derechos sociales y bienes comunes para un buen vivir.

Quizás la última línea del párrafo anterior parezca salida de la lista de supermercado constitucional.  Es ahí donde los técnicos se preguntarán, ¿de dónde sacaremos las lucas? Matamala da luces apuntando a la desigualdad obscena de Chile. Partiendo por los impuestos. Yo sigo con economías solidarias.

Porque la discusión constitucional no es un debate sólo técnico-económico, es valórico.  Político, en realidad.

Cuando quieres cruzar la montaña, no se evalúan las decisiones sólo considerando al más preparado. Se toman pensando también en el último, en el que puede morir al final, el que también debe (y tiene derecho a) alcanzar el valle de más allá.

Porque estamos todos y todas en la misma cordada. 

Esa es la diferencia entre sólo competir y actuar como una verdadera sociedad.  Y eso, fundamentalmente eso, queremos llevar junto a otros colectivos del país a la nueva Constitución.

El Divisadero TV
#EDInforma | Prisión preventiva para imputado por homicidio en Puerto Aysén
Ver todos
Noticias Recientes
Emprendedora turística reconocida como Mujer por la Sustentabilidad 2021
Abierto programa de reactivación para emprendedoras de Coyhaique
El teatro se traslada a los barrios y al sector rural de Coyhaique
Arresto domiciliario total para madre e hijo imputados por cultivo y tráfico de drogas
Portada
Cultura
Proyecto Zingara Escuela de Danza y Bestias Danzantes presentaron cortometrajes internacionales de cine danza
Panoramas
El Menú de Chile: reconocimiento a las cocinas patrimoniales