Desinformación y fake news en la Convención Constitucional
Yarela Gómez Sánchez - Convencional Constituyente de Aysén
Columnista, Colaborador - 21-07-2021

Una comunicación fluida entre la Convención Constitucional y las personas será un elemento central para el buen desarrollo de este proceso; sin embargo, este tema conlleva dificultades que debemos abordar. En las clases de Lenguaje y Comunicación se explica que hay factores necesarios para que exista la comunicación: un emisor que difunda el mensaje, un receptor que recibe la información, un mensaje que es lo que se quiere transmitir, un canal en tanto medio físico por el cual se transmite la información (internet, televisión, radio, etc.), un código como el idioma castellano, y la situación o contexto, que es el entorno en el que se desarrolla la comunicación. 

No obstante, la multiplicación de canales de comunicación ha complejizado este esquema aparentemente simple. A los medios oficiales como televisión, radios y prensa escrita se han sumado las radios digitales, prensa digital, redes sociales, entre otras. Esto ha sido una buena noticia para democratizar el acceso a la información y que más visiones puedan expresarse y leerse. Bien conocida es la concentración de los medios en Chile, por lo que creemos que es un aporte importante que distintos emisores aprovechen los canales disponibles gracias a la tecnología y, por cierto, estamos disponibles para informar en todos ellos.

Sin embargo, la creciente cantidad de datos y noticias no, necesariamente, ha estado al servicio de entregar información veraz: hay quienes, conscientemente, han preferido confundir y aumentar la incertidumbre en la cual vivimos. Asimismo, los algoritmos de las redes sociales seleccionan contenido similar para los receptores (los “me gusta” afectan a lo siguiente que mostrará la red), lo que genera una burbuja de información reiterativa que crea la ilusión de veracidad. A su vez, la mayoría de las personas no cuentan con las herramientas para enfrentar estas nuevas dinámicas, por lo que se dificulta seleccionar fuentes y confiar en los mensajes. 

Se ha estudiado que la nueva información se percibe como creíble cuando confirma opiniones anteriores o se comparten narrativas con grupos. Y no solo eso: la experiencia indica que se han creado estrategias de manipulación en redes sociales, mediante la creación de mensajes que mezclan datos verdaderos con teorías conspirativas de los hechos que suceden. Esto se usó en la campaña presidencial de Trump mediante el canal Facebook (con una empresa llamada Cambridge Analytica que pretendía modificar el comportamiento de los votantes) y para Bolsonaro con Whatsapp, con mensajes diseñados para desinformar. Aprender a diferenciar la verdad del engaño, por lo tanto, es muy complejo. 

¿Qué tiene que ver esto con la Convención Constitucional y la escritura de una nueva constitución? Hemos visto a Convencionales planteando que hay quienes quieren subirse el sueldo, cuando lo que se ha planteado es asignar más presupuesto para participación popular. Otros han manifestado que no trabajamos, cuando la realidad es que el trabajo de los y las Convencionales no ha cesado desde que asumimos nuestra función. Estas declaraciones, falsas y malintencionadas, no serán lo último que se diga, tanto por parte de convencionales que quieren hacer parecer que la Convención Constitucional no avanza (que sí lo hace) como de quienes, con intereses políticos ocultos, quieran dañar las confianzas que nos permitirán escribir una nueva constitución en diversidad. 

Es necesario que la comisión de ética proponga fórmulas para evitar que las y los convencionales distorsionen la realidad, así como también que la comisión de comunicaciones y transparencia busque garantizar que exista más información disponible para que cada quién pueda hacerse su opinión del proceso. Sin embargo, siempre existe posibilidad de que otros emisores decidan emitir mensajes malintencionados y, ante ello, queda confiar en cada una de las personas receptoras de los mensajes. 

En cualquier caso, hacemos un llamado a analizar críticamente la información con el fin de velar por el buen funcionamiento de la democracia y las discusiones políticas. Para esto, es imprescindible evitar las generalizaciones apresuradas, las lecturas a medias y el compartir información sin conocer de dónde proviene. Solo el conocimiento y la información nos permitirá construir una constitución para y con todas y todos.

El Divisadero TV
UAysén al día · agosto 2021
Ver todos
Noticias Recientes
Esgrimistas regionales destacan con siete medallas en torneo nacional
Fiestas Patrias: Realizan desfile cívico-militar en Puerto Ibáñez y Cerro Castillo
Justicia confirma sentencia que acoge denuncia por tutela laboral contra Club de Leones
¿Qué conocemos sobre el arte rupestre de la Región de Aysén?
Portada
Cultura
Estrenan corto patrimonial animado de Puerto Cristal
Panoramas
La Batalla de Chile