La salmonera "Fra Fra" de Puyuhuapi y los humedales "inútiles"
Peter Hartmann, Coordinador Coalición Ciudadana por Aisén Reserva de Vida - 08-09-2021

Seguiremos aquí dando continuidad a algunos de los temas a los cuales venimos prestando atención.

A propósito de la salmonera instalada a la sombra de la noche en plena zona turística frente al pueblo de Puyuhuapi por Salmones de Chile, en una concesión que dicen es anterior a la Ley del Medio Ambiente, por lo cual se dan el lujo de no tener evaluación ambiental. La empresa reconoció el error de esa instalación a lo bandido, pero no de la instalación en sí, que es el fondo del problema. 

Primero, vale reconocer la forma unida y organizada en que las y los puyuhuapinos se defienden, y no es la primera vez que dan el ejemplo. En segundo lugar, si bien la concesión puede ser anterior a la ley, han pasado décadas desde entonces en las cuales esa empresa ha retirado y vuelto a instalar su jaula salmonera dos o tres veces con un intermedio de hasta once años, en los cuales en rigor según la Ley de Pesca y Acuicultura esa concesión debió haber caducado. En esas décadas ha habido ahí muchos cambios, a tanto, que ya ni existe área apta para la acuicultura y ese lugar ahora está destinado al turismo. Décadas en que, además, los científicos han concluido que los fiordos y menos aún ese lugar, son aptos para la salmonicultura. Claro, si esa empresa fuese ambiental y socialmente responsable presentaría evaluación ambiental de motu proprio. Pero está claro no es de las empresas más responsables. De hecho, tiene un largo historial de ser de las peores. Vale recordar que Salmones de Chile es heredera de Salmones Unimarc, ambas del grupo de empresas de Francisco Javier Errázuriz Talavera (“Fra Fra”), personaje famoso de unos años atrás, digno ejemplo del concubinato de política, oligarquía, empresa y manejos turbios. Cuando nos apareció ese nombre, recordamos cuando en Aisén funcionaba un grupo de empresas salmoneras más bien pequeñas agrupadas en “COSA” y no había mayor drama. COSA se había autoimpuesto una barrera sanitaria para evitar llegasen las enfermedades que ya asolaban la salmonicultura irresponsable de las de mas al norte. A mediados de los noventa se copó de concesiones el mar en la Región de los Lagos y las grandes empresas se expandieron hacia Aisén, donde COSA les pidió que respetasen la barrera sanitaria. Los recién llegados acudieron al tribunal antimonopolios y se salieron con las suyas; y así, a los pocos meses, las enfermedades en los salmones de Aisén ¡aumentaron de dos a doce!  Las consecuencias fueron desastrosas, casi todas las salmoneras apestadas, algunas como las de la empresa Los Fiordos en el Canal Puyuhuapi soltando los salmones enfermos (nuestras denuncias al Consejo de Defensa del Estado sirvieron de nada), las empresas regionales que no pudieron solventar mayores gastos, fueron absorbidas por las foráneas, convertidas en grupos cada vez más concentrados y transnacionalizados. Pues, Salmones Unimarc fue sindicada como una de las principales responsables de ese desastre. Posteriormente Fra Fra cayó en desgracia, tuvo un derrame cerebral, su conglomerado empresarial paso a su hijo Ing. Comercial, Francisco Javier Errázuriz Ovalle (que es considerado persona igual de beligerante que su padre) y vendió Unimarc con lo que su salmonera cambio de nombre. Por lo demás, F. J. Errázuriz T. es nieto del expresidente  Federico Errazuriz Echaurren, a su vez hijo de presidente, y que fue ministro de J. M. Balmaceda. Durante el gobierno de Federico Errazuriz, de 1896 a 1901, una de las prioridades nacionales fue definir el límite con Argentina en la Patagonia, en lo cual Diego Barros Arana actuó de perito con el importante trabajo del geógrafo alemán Hans Steffen y sus exploradores chilotes. Y ahora los Errázuriz se encuentran nuevamente, esta vez enfrentados con los descendientes, alemanes y chilotes de Puyuhuapi.

Hay otro conflicto salmonero en la desembocadura del río Cisnes, donde se pretende instalar una piscicultura y hay reclamos de la comunidad. Nos gustaría tener mayor información de eso.

En cuanto al tema de las turberas, por casualidad estuvimos contando nuestra realidad para la Red Plurinacional de Humedales de Chile, ´partiendo por explicar que lo que es una turbera. La verdad es que pocos saben que lo que es y así, como con todo, es difícil que las lleguemos a apreciar y cuidar. De hecho, se está reduciendo el ecosistema de turbera a ésta (la capa de abajo) como recurso minero y su capa de arriba, donde está el musgo Sphagnum, como recurso agrícola, olvidando sus demás importantísimas funciones y “servicios”. La cuestión es que ahí, aparte de mostrar nuestra realidad en cuanto a las turberas y pomponales, de paso nos enteramos que no solo éstas, sino que prácticamente todos los humedales nacionales corren serio peligro y son tratados como zona inútil a sacrificar. En esa ocasión nos tocó  ver el caso del puente industrial de Concepción y el crecimiento inmobiliario de Puerto Montt a costa de sus humedales y su abastecimiento de agua. De hecho, en estos días supimos de cómo se esta convirtiendo en botadero y microbasural un humedal en Ribera Sur de Puerto Aisén que se encuentra protegido como Zona de Restricción del Plan Regulador.  Desde Chiloé nos dicen que este jueves 9 está en carpeta la votación de la ley de protección de turberas en la Cámara de Diputados. A ver si alcanzan, porque hay una larga lista de espera.

El Divisadero TV
UAysen al día · noviembre 2021
Ver todos
Noticias Recientes
Universidades de la región organizan ciclo de conversatorios previo a la segunda vuelta presidencial
Festival de Teatro Patagonia en Escena abre espacios en Coyhaique
Firman convenio para desarrollar trabajo conjunto en materias de cambio climático
Comandos de Boric y Kast se despliegan para la segunda vuelta presidencial
Portada
Cultura
Colegio de Arquitectos lanza concurso de nanometrajes
Panoramas
7º Festival de la Morilla en Villa Ortega